cuanta porfía...

Porqué, pero porqué las mujeres somos tan tozudas me pregunto yo? Después de haber terminado por fin esa ovejita peluda que tanto me costó, díjeme, no vuelvo a tejer con lanas tan complicadas, y me fui al cajón de la cómoda donde guardo mis lanas ("el nido" le dice mi marido) de cabeza a tomar la lana más peluda que tenía jajaja y busque un patrón que parecía relativamente fácil, el cual encontré una vez más en el blog de Sabrina. Bueno, a pesar de no ser nada de fácil de realizar (no por el patrón si no por el hilado tan extraño), terminé la cabeza, la verdad es que aún soy muy ignorante en lo que a tipos y grosores de lanas, entonces no escojo bien la que necesito al parecer, la cosa es que la cabeza me quedó bastante grande con respecto al cuerpo, la pancita parecía más bien una pierna pegada al cuello jajaja, bueno desarmé la pierna-panza e hice lo que mejor me está resultando... improvisé , todo para abajo, finalmente del patrón sólo utilicé la cabeza, y siendo las 2 de la mañana del día de ayer, lo terminé (lo comencé en la tarde y no paré hasta terminarlo), te lo presento:
Lo que más risa me da es que nunca fue oso jajaja es otro gato al parecer!!!! y muy flojito porque nació sentado y así quedará...