Que no te pase!

Una madre abnegada, quiso hacer un regalo sorpresa a su querida hija, y con aire de distraida (para no levanar sospechas) le pregunta:

-Hija tengo unos ovillos negros para tejerme una bufanda, cómo crees tú que quedaría más bonita?, tu que tienes taaaaan buen gusto, ayudame a pensar cómo tejerla así cómo si fuera para ti.... (definitivamente cómo detective se muere de hambre, no es nada de sutil para preguntar, pero bueno, la hija no se da cuenta de nada...)

y sin interés le responde:

-Hay mamá no soy la más indicada para aconsejarte porque yo no uso bufanda, me abultan mucho el pecho (ya tengo 2 bultos que vienen con el envase original, digo la hija tiene...). Miró a su hija con cara de "no me resultó el plan para sacarle la información de cómo le gustan las bufandas a mi hija amada"

Al otro día la amante madre toma la etiqueta de uno de los ovillos y parte al centro a comprar 3 más de los mismos y vuelve a casa de la hija con oscuras intenciones....

-Hijita, ya que no me pescaste con la bufanda que te quería tejer, traje más lanita y pienso hacerte un chalequito para que te abrigue en este crudo clima sureño.

Yo, digo la hija, le responde:

-Hay mamita que linda eres!!!! te amo taaaaaanto y me encantaría tener algo tejido por tus manitas bellas.

Entonces la mamá feliz se puso manos a la obra. Ella cuando viaja al sur donde vive su hija, tiene la agenda llena de actividades, va a ver a sus amigas, sus pacientes, etc etc etc. Entonces en las noches llega cansada, pero se da el tiempo para conversar y compartir con su hija y cía. y ahora además llegaba a tejer aquel chaleco negro lleno de amor. Y tejía y tejía con ilusión, terminó la espalda y luego comenzó a tejer las delanteras, sólo teje de noche porque es ahí cuando tiene tiempo libre, y con mucho esfuerzo de su vista que por acción de los años está bastante a mal traer. Cuando tejía los brazos, cosió la espala con la delantera, para calcular el tamaño que tendrían que tener los brazos en la parte superior (y así coincidiera todo exacto) y cual sería su sorpresa al percatarse que los colores negros no eran los mismos.... cueck! y eso que compró la lana con la etiqueta y era la misma partida y color y todo... ya no había nada que hacer porque la lana estaba tejida y no se podía devolver. Asique inmediatamente, (después de hechar mil pericos y palabrotas jaja) se desilusiono del tejido y me lo adjudicó con un..."hija haz lo que quieras con el tejido, si quieres lo sigues tejiendo, si quieres lo desarmas, no se, ahí ve tu..."

Hasta ahí no más llegó el chaleco del amorrrrr, snif.

Moralejas:

- Nº1:es mejor comprar toda la lana de una vez.

-Nº2: Tejer de noche tampoco es lo recomendable, sobre todo cuando se teje con lanas oscuras.

Y ahora....quien podrá ayudarme???

9 mensajitos:

  Carola

1 de noviembre de 2009, 1:11

jajjaja...recuerdo perfectamente algunos años atras cuando comenzò ese chaleco...jajjaja...creo que en algun minuto la vi tejer las mangas...es posible destejer mas de lo que se teje???mmmmmmm...tengo mis dudas en este caso....bueno, creo que podrias hacer unos lindos gumis vampiros...o alguna otra cosita que se te ocurra...tu tienes mucha ocurrencia manita...no faltarà....
pucha nuestra madre...tanto trabajo para que...pero no importa ...el amor queda de todas formas...bueno hermana de mi alma...un beso enorme y cariños para la tribu

  Mrs Knitaddict

1 de noviembre de 2009, 3:46

Me alegra haber encontrado tu blog, tienes mucha chispa en contar las cosas jaja
Y el chaleco esta quedando muy bonito.
Si fuese mio yo lo solucionaria asi:
abriria las costuras y le insertaria una franja bien delgada de un buen color contrastante, ejemplo un rojo (casi todo va bien contra el negro) eso distraera muy bien de los tonos de negro.
Ese mismo rojo (o cualquier color elegido)lo repetiria en el frente con los botones.

Un placer enorme visitarte!
Besos,
Dolly

  Mary Carrik

1 de noviembre de 2009, 17:44

Esa ultima me parece buena idea
podrias meterle una franja Gris,
asi pasaria piola.
Besos brujis, el jueves nos vemos!

  Claudia...

2 de noviembre de 2009, 9:44

Pattitaaa...mira sabes que no lo veo tan tragico jiji
dile a tu mami si queire seguir tejiendolo...la idea seria...la espalda de un negro..y delanteras y mangas del otro negro..asi seria un tejido de dos colores...por ultimo podrian asi como bordarle abajo en la pretina algo con otra lanita...algo asi como un pespunte...quedaria re lindo...
te mando un abrazo biennnnn apretao..

  eveluna

2 de noviembre de 2009, 13:54

jajaj muy bueno el dialogo, pero esta re lindo y no queda mal que sea en dos tonos de negros che! que lo siga, que lo siga, que lo siga!! besotes

  Carola

2 de noviembre de 2009, 15:25

Hermanita, te dejo una pagina bellisima de ropita para nuestras nenas
http://picasaweb.google.com.br/Milentuna/SzydeKoweCiuszkiDlaDziewczynek#

te amooooooooooooooooo

  Carola

2 de noviembre de 2009, 15:25

http://picasaweb.google.com.br/Mile
ntuna/SzydeKoweCiuszkiDlaDziewczynek#

asi mejor, por que en el mensaje anterior se corto

  Colibri tejedor

3 de noviembre de 2009, 13:06

si, esa historia se da, a mi hace unos años me paso con un swetwr rosado era simple y después se me ocurrio con trenzas y cuello tortuga, que paso????... me faltó lana...y bueno al final el cuello tiene un rosado mas oscurito pero pasa piola jajajaa.a.. aprendí la moraleja... de noche tejer solo si se tiene toda la lana de una sola vez y el punto es simple...
cariños mil...

  Morocha

4 de noviembre de 2009, 19:43

jajajajaja
Es una tierna historia ... jajaja
Cómo me he reido amiga! Y de tu experiencia nos has dado consejos buenísimos :)

Y yo que me estaba emocionando, hasta que llegó el cueck! jajajaja

Te dejo un besote grandote.
Silvana
Morocha